Friday, September 01, 2006

Novela veraniega y pseudointelectual para trenes relativamente lentos

"The dice man"

de Luke Rhinehart

http://en.wikipedia.org/wiki/The_Dice_Man

Si vivir es renunciar y renunciar es morir cachito a cachito y si actuamos acallando voces pequeñas en nuestros rincones en sombra y estos rincones somos también nosotros pero los dejamos morir porque las partes más poderosas y adiestradas de nuestro ser se imponen como un desfile fascista sobre nuestros deseos minoritarios, porqué no darles una oportunidad para la expresión, disolviendo nuestro yo en un mar de comportamiento aleatorio y caótico? O mejor aún: destruyendo la ficción del yo. Con un par de dados...

Si, bueno, eso nos preguntamos todos algunas mañanas. Especialmente mientras nos tomamos ese café que sabe a zumo de excremento de mono del bar de la esquina.

Pues de eso va este libro. Lo bueno: las páginas pares. Lo malo: son + de 500 páginas de las cuáles sobran unas 200 de machito cuarentón con ínfulas de gorilita atrezzado de teletienda de la América profunda, disfrazadas de sofisticación descreída e ilustrada setentera underground.

Relativamente recomendable.



Cromo, abajo: La insoportable flexibilidad del vidrio.
Rol no da crédito a sus ojos. Los arquitectos checos beben mucha lager.

1 Comments:

At 1.9.06, Anonymous Medoliolodelasgafas¿senota? said...

Hay dos tipos de blogger "que antes de tener blog medio criticaban los blogs"(ambos pueden llevar gafas de pasta o no):

-Uno es el que se flipa con el blog.

-Otro es el que no se flipa con el blog.

Tu perteneces al primer grupo amigo.
Pero tu eres el unico CROQUIS, y tus parrafadas son pura crema!!

 

Post a Comment

<< Home

ecoestadistica.com